No ser víctima de un jefe tóxico

¿Qué entendemos por jefe tóxico? vamos a intentar acotar la acepción de este término lo más posible, para que ambos sepamos de qué estamos hablando.
Cuando hablo de Jefe Tóxico me refiero a aquel que sin motivos razonables trata mal a sus empleados. El factor “sin motivos razonables” nos permite distinguir un jefe tóxico de uno explotador, tirano, o insolidario. Se puede ser un jefe explotador o tirano sin ser tóxico, pues generalmente hay motivos empresariales para explotar o tiranizar a los empleados. Estos motivos, éticamente reprobables, suelen ser económicos, o de escalada empresarial. Asimismo se puede ser un jefe insolidario sin ser tóxico, por ejemplo, si mi jefe no me permite que me coja nunca ningún puente porque los quiere para él, podemos decir que es un abusador, un insolidario, y un sinfín de calificativos, pero no tiene por qué ser tóxico, porque hay un razonamiento para su comportamiento. Este tipo de jefes generan ansiedad y estrés laboral, pero no tienen por qué ser jefes tóxicos.
Jefe tóxico es aquel que trata mal a sus empleados gratuitamente, no hay una finalidad económica o de ascenso empresarial, porque el maltrato es el fin en sí mismo: agresiones verbales, desprecios, sarcasmo despiadado, descalificativos, humillaciones, miradas amenazantes o invasivas, exceso de indiferencia, encomendar tareas impropias del puesto o que no sirven para nada … y un sinfín de acciones, por y para satisfacer su deseo de agredir a su empleado, minar su autoestima y generarle estrés y ansiedad. Es un comportamiento sádico en sí mismo: el agresor disfruta haciendo daño a su víctima.
Es un error tratar de razonar con ellos, o sobre ellos. Has de saber que NO HAY RAZÓN, para lo que hacen, de modo que al intentar razonar con ellos sólo consigues desesperarte y alimentar su ego, gran error! porque es su ego precisamente el que está enfermo, y como tú eres jerárquicamente inferior, te tiene muy a mano para pagarla contigo.
El no va a cambiar, pero tú si puedes cambiar. Para empezar, seguro que has observado mucho a tu jefe, y te has percatado de sus puntos débiles, sus frustraciones, obsesiones, o incluso su patología. Tu jefe es un ignorante emocional, y ha llegado el momento de que lo veas así. Esa rabia que vuelca en ti no existiría si fuera una persona satisfecha. Vamos a cosificar a tu jefe, a verlo como lo que es: un miserable. ¿No lo crees? te aseguro que una persona que tiene por hobby hacer miserable a su entorno es porque dentro de sí mismo habita mucha miseria. Así de simple.

No pretendo que sientas lástima por él, pero sí que empieces a mirarlo “por encima del hombro”, porque sencillamente no está a tu altura ni en valores, ni en inteligencia emocional ¿aún lo dudas? entonces, con todo el poderío que tiene ¿por qué NO dedica su energía a ser feliz en vez de fastidiarte?.
Desarrollar distancia emocional de un agresor es muy importante. Para ello, como ya he dicho en algún otro artículo, la meditación es, sin lugar a dudas la mejor práctica.
El objetivo de distanciarte emocionalmente de tu jefe es dejar de vivir como algo personal sus agresiones, ya que sus desprecios no tienen que ver contigo como persona, sino con el rol que representas, para él tu rol es una potencial víctima. Es decir, si tu puesto de trabajo lo ocupara otra persona, tu jefe intentaría hacer lo mismo que hace contigo.
Pero ¿por qué la toma contigo y no con otros compañeros?  Quizá sin darte cuenta, estás alimentando su ego enfermo, ¿cómo? de la siguiente manera

1. Intentando razonar con él,
2. Mostrándote frágil o apesadumbrado delante de él,
3. Con gestos de temor o desánimo cuando estás cerca de él,
En definitiva, con cualquier detalle que le haga percibir que ha conseguido su objetivo: “contrariarte, incordiarte”

Y…  ¿Cómo evitarlo? 

– Te recuerdo la importancia de practicar meditación.
– Y tener en cuenta las siguientes claves:

1. Habla sobre tu jefe con otras personas (amigos o compañeros): ríete de él, ridiculízale! esto te ayudará a tomar distancia emocional.
2. Cuando hables con él olvídate de razonar: se asertivo, claro, sencillo y conciso.
3. Cuando hables con tu jefe utiliza en contadas ocasiones la primera persona (“yo”) y casi nunca la segunda (“usted/tú”) es decir, no digas muy a menudo “porque es que YO bla bla bla” y evita decir “porque es que TU bla bla bla”. Exprésate en tercera persona siempre que puedas, menciona en tercera persona tu trabajo y sus componentes: hechos, objetos, mercancías, otros departamentos, otras personas, etc Esto, a parte de darte aún más distancia emocional, al no referirte ni a ti ni a él, le restas oportunidades de ataque.
4. Mostrar calma. Si tu jefe percibe que eres vulnerable, y consigue molestarte o inquietarte se regodeará. Recuerda que es un sádico. Sin embargo si él ve que sus palabras no te hieren ni perturban de manera visible, le habrás quitado su caramelito, el refuerzo o premio a su agresión, y si eres capaz de sostener esta actitud firme y tranquila durante un tiempo, se desmotivará y buscará otros objetivos, y finalmente te dejará en paz. No se trata de pasarle el marrón a otro, pero sí al menos dejar de ser el blanco fácil.
4. Finalmente recomiendo la lectura del artículo “Stop Ansiedad y Estrés”🙂
Mucho animo y mucha suerte

16 Respuestas a “No ser víctima de un jefe tóxico

  1. Tengo una jefa Toxica…
    De las 15 personas que trabajamos con ella , varias somos las persons afectadas por sus iras. Los enfrentamientos más grandes los tiene conmigo.. Siempre por tratar de razonar con una persona que es intoleraante y colerica… Siempre con la amenaza a cuestas..
    llevo 2 años y como se suele decir las hemos tenido pardas…
    He “aprendido a morderme la lengua ” y pasar de ellaa , aunque muchs veces mis palabras salen sola .
    Me es imposible no contestarla .
    ¡En fin!…una de esas personas despoticas que van por la vida pensando en el ordeno y mando…
    Aunque me amenaza con expedientes yo no la tengo miedo y sé que es un jefecilla de nada y no tiene potestad para nada sobre mí.. quizás un apercibimiento pero como en mi trabajo soy intachable.. nunca le doy ese motivo y aunque me persigue y sé que le encantaria hacerlo .. no le daré ese gusto… cada día trato menos con ella…
    En el fondo siempre la he visto como una mujer que guarda mucho resentimiento .
    Siempre se tiene que hacerse notar y su norma es gritar a todo el mundo y faltar el respeto.. yo se lo he dicho a su cara y por eso me Odia… eso lo escuho una compañera.. ella decia de mi que me odiaba y de paso se acordo de toda mi familia… vamos una jollita..
    No obstante , conmigo No puede ni Podrá.
    En mi trabajo soy intachable y eso es lo único que Importa.
    Un saludo

    • Gracias por compartirlo Chus, me alegro de que tengas tan bien manejada la situación, y sobre todo que te apoyes en tu eficiencia profesional para no estar al alcance de las amenazas de tu jefa.
      Dado que tienes tan ubicada la carencia emocional de tu jefa, aprovecho para aplaudir tu decisión de “pasar de ella” como tú dices, la distancia emocional es lo mejor en estos casos.
      Dices que ella te odia, probablemente más que odiarte a ti, odia lo que tú representas para ella: alguien que frustra su despotismo, por tanto, insisto en que no creo que tenga nada personal contigo sino con lo que tú le supones a ella día a día.
      Aún así mi consejo será siempre alejarse emocionalmente, no tomárselo como algo personal, y mucho menos como un reto, ya que eso podría llegar a desgastarte emocionalmente, independientemente de quién gane las batallas.
      A su vez, si dices que ella no tiene poder real sobre ti, es posible que su frustración contigo sea doble. En el caso contrario, es decir, en el supuesto de que un jefe tuviera poder sobre ti, la actitud de confrontación tan abierta y directa sería menos aconsejable, pero en tu caso parece que es lo adecuado porque realmente tú cuentas con el aval de tu trabajo bien hecho, y eso a día de hoy te protege.
      Felicidades por tus logros, y continúa en la línea de practicar la distancia emocional, no te ofusques más de la cuenta
      Un abrazo y gracias por compartir tu caso

  2. Pingback: Cómo sobrevivir a compañeros tóxicos | Ansiedad y Estres Laboral·

  3. Yo tengo una jefa que calificaría como tóxica y la cual no tengo controlada, y me esta llegando a afectar muchísimo, hasta el punto de plantearme dejarlo todo. Es un caso particular porque me promociona y me da gran carga de trabajo importante ala vez que me envía mensajes negativos del tipo “tal persona llegara antes que tu como no espabiles”, “aún no lo tienes controlado” “no escuchas y no revisas…” Generalmente en público. Pero luego contradictoriamente me descarga las tareas más complicadas. Me provoca constantemente con sus actuaciones y la verdad es que yo estallo y hemos tenido discusiones considerables. Intentó justificar este comportamiento bipolar, pero no puedo. Yo estoy muy segura de mi trabajo porque mis compañeros y clientes así me lo hacen saber, pero empiezo a preocuparme porque me esta generando mucha ansiedad, inseguridades y mal humor constante. Que me recomiendas??

    • Hola Ariandna,
      por tu comentario entiendo que has leído el artículo, y los consejos que en él doy por cómo te sientes son insuficientes. Por los datos que me das tu jefa muestra contigo un comportamiento sádico: te da un caramelito (ascenso, reconocimiento laboral etc) y automáticamente te zarandea para que te atragantes al comertelo (agresiones verbales públicas) al mismo tiempo parece que asume contigo un papel equivocadamente “maternalista y autoritario” te regaña como si fueras una niña: “te van a superar como no te espabiles… no revisas… no lo tienes todo controlado etc”. En esas críticas no habla tu trabajo, habla de ti,esto es el primer límite que convendría ponerle: indicarle que sea concreta y específica y que se refiera al trabajo objetivo y no a tu persona cuando tenga una queja. Entiendo que habéis entrado en una dinámica en la que te resultará difícil hacerlo porque como tú dices estás muy afectada y sensible, y desde ahí es más complicado serenamente. Pero esa sería la linea de actuación con ella. Desde la calma, no permitirle agresiones públicas: algo así, “¿podrías ser concreta y decirme a qué parte del trabajo te refieres cuando dices que no reviso?, y sobre todo no quiero tener esta conversación públicamente, así que vamos a hablar de todo esos fallos de mis tareas privadamente…”
      No obstante aprecio algo muy positivo en ti: no le tienes miedo, le confrontas, eso es alentador, porque esa energía que ahora canalizas confrontándola en un futuro podrás dirigirla hacia la asertividad no hacia la confrontación. No está mal que la confrontes (para que sepa que estás dispuesta a defenderte), pero tengo la sensación que tú te desgastas más que ella en esas discusiones, de hecho, es posible (porque me falta información de la personalidad de tu jefa) que hasta estés reforzando en ella su comportamiento persecutorio contigo.
      Ante tu pregunta de qué te recomiendo: dos cosas, lo primero si puedes tomarte unos días (en la modalidad que dispongas) de descanso para tomar distancia de esta situación y poder serenarte para pensar con más claridad, y lo segundo que pidas ayuda para manejar esta situación que ahora te desborda. Si quieres estoy a tu disposición, mi primera entrevista es gratuita, podremos hablar en más profundidad de ti y de ella y ver la manera de ponerle límites.
      Si no te encaja este consejo, al menos recuerda: si ella se ensaña tanto contigo es porque su autoestima depende mucho de ti, no lo olvides, tienes herramientas para colocarla en su sitio
      Suerte y ánimo

  4. Pingback: Desgranando la personalidad del jefe que impide tu ascenso | Ansiedad y Estres Laboral·

  5. Hola yo tengo una jefa q según le caía bien es cristiana de repente se distanció de mi y ahora no me soporta todo lo q pedía hacia y ahora casi me trata como tarada pero algo observe siempre habla mal de todos y no frente a ellos eso si dios para todos vulgarmente come santos y caga demonios ahora me hace sentir q no encajo no m toma encuentra m excluye etc es mas ella movió un cambio argumentando q yo lo había solicitado cuando no fue así y jo se q hacer y otra tipa siempre le hace segunda y revisa mi trabajo m lo regresa todo y solo cambia de lugar las palabras y dice q esta mal hecho es horrible q hago.

    • Estimado lector, se te nota muy frustrado con este jefe tuyo, quizá sea el momento de plantear la posibilidad de un cambio labora o en caso de que no sea posible de procurar practicar la distancia emocional: ceñirte a tus tareas, procurar entener que esta persona no está sana y tratar de observarla como si fuera alguien ajeno a ti, esto es algo difícil pero que se puede conseguir con entrenamiento.
      Tienes algunas pautas para hacerlo en el mismo artículo que acabas de leer🙂
      Suerte

      • Lo hice acepte el cambio ella según reunió a todos para una despedida y sabes es de verdad tan desagradable un ser humano así el hecho q pueda decir q te desea lo mejor y que te pida q seas súper perra como un rot wailer en tu nuevo puesto, fue lo mejor q hice y si necesito ayuda caí en una depresión laboral y siento mucha tristeza e inseguridad. Podría decir que miedo como persona

      • Estimada Karla, ante una situación que vives tan amenazante te recominego que pidas ayuda a un psicoterapeuta de tu ciudad, seguro que sabrá ayudarte a manejar estas situaciones. Suerte y ánimo

  6. Hola, comenzando mi jefe es el papá de mi amiga y soy su única empleada pues ella decidió dejar de trabajar con el por su forma de ser.
    No tengo un contrato o algo parecido pues solo trabajo por proyecto, el hecho es que mientras tenga un proyecto a el se le ocurre que haga mil y un cosas a forma de favor (tramites, sacar copias, comprar la tinta de su impresora o ver porque su computadora falla), sin recibir un ingreso adicional, todo iba bien hasta hace una semana me comenzó a gritar y a tratar como si fuera su hija, a decirme que todo lo hago mal, a llamar a las 6:00 a.m. a mi casa o por el contrario a las 12:00 p.m. o llama cada 5 min; con esto me hace sentir bastante insegura, enojada y frustrada. Mi problema es no poder dejar de momento el trabajo pues soy la única que trabaja en casa y esté motivo me ha hecho soportarle tantas, pero he llegado al punto de no saber que hacer, como reaccionar o de que forma defenderme ante tantas grocerias y lo peor es que no quiero quedar mal con mi amiga.

    • Estimada Lany,
      en tu situación se mezclan emociones de muchos tipos, por un lado tu amistad con tu amiga, por otro lado tu necesidad de poner límite para evitar ser abusada y finalmente la realidad de necesitar tu trabajo para tu sustento. En todo este equilibrio de fuerzas te sugiero que poco a poco te vayas atreviendo a dar pasos en favor del respeto y cuidado a ti misma: por ejemplo, evita contestar el teléfono a ciertas horas o simplemente desconéctalo. Es importante que puedas ir poniendo límite a las agresiones de tu jefe, en la medida medida que te vayas sintiendo confiada para ello, recuerda que ni siquiera su hija opta por trabajar con él. Por otro lado, te recomiendo en esta linea tener una charla franca y cuidadosa por tu amiga, poder expresarle tu preocupación y poder escucharla a ella también quizá te ayude a poner distancia a esta situación y tratarla con más templanza emocional.
      Animo, no te imaginas los cambios que puedes hacer en las relaciones con algunos pequeños gestos.
      Un abrazo

  7. Hola Beatriz,
    Ingresé a trabajar en una entidad del estado, quien me recomendó es una Directora de Línea, y ahora es ella quien me está haciendo mi vida a cuadritos, felizmente tengo a mi nena que me abraza con su amor y me da fuerzas. Mi jefe es buena persona, es el Director General, que al parecer no sabe exactamente lo que pasa en su Dirección.
    Esta señorita es creo yo una psicópata, abusa de su autoridad, pareciera que ella es la Directora General, todos le temen y a ella le gusta, los muy allegados a ella y que les he caído en gracia, me han dicho que debo estar bien con ella, porque de esa forma nada me va pasar, de lo contrario seré la número 09 que sacaría.
    Por el puesto de trabajo que ella misma me encomendó muchos se acercaron a mi persona para poderlos apoyar, bueno yo los aconsejaba y para ello me decía a mí misma que ella no es consciente de cómo trata, que le gana su ímpetu de llegar a cumplir el objetivo encomendado; de que es manipuladora, maquiavélica como me habían dicho, no, no creo, pero me equivoque y me enterré en su tela de araña, me sentía cómoda y cuando quise salir, no podía salir, hasta que ella misma me dio la oportunidad.
    Cuando me mando a decirle a mi jefe lo que ella quería, al hablar con él, me di cuenta que no era lo que ella decía, peor aun cuando le dije que mi jefe tomo otra decisión, entonces ya no le servía, ahora ya soy una molestia y a toda costa me quiere sacar. Al inicio trato de rescatarme, habíamos creado un lazo de amistad tanto que ella me contó sus cosas personales y yo las mías, quise ayudarla, hacerla entrar en razón pero no se pudo.
    Desde que ingrese los trabajos que realizaba eran encomendados y supervisados por ella, según ella, mi jefe sabía lo que estaba realizando, por otro lado mi jefe nunca me llamo para nada y eso también me causa rareza, no sé cómo interpretarlo, digo esto porque al comunicarle que esa señorita me iba a poner una denuncia según ella por haberla difamación mi jefe me dijo que ya la conocía y que no me preocupara que yo debo estar segura que mi jefe es él y él es quien decide. Pero ella sigue haciendo de las suyas afuera, empezó a llamar por grupos a su personal para hablar mal de mi persona, les ha indicado que no deben acercarse a mi persona y no deben hablarme, que no toque el teléfono, ya que ella me ha colocado en un lugar que no hay como comunicarme y el sitio es vulnerable ya que todos pueden ver lo que estoy haciendo, puesto que manda a su personal a ver que estoy haciendo, me dicen que es para adelantarme ya sea que lo presente ella u otra persona; hasta es más, me han dicho que ella está diciendo que soy una prostituta ya que mi jefe me hace caso a mí y no a ella, por Dios no sé cuánto debo soportar.

    Tanto me critico que me sentía insegura, manejo mi autoconfianza y controlo mis emociones (mis comportamientos, actitudes, decisiones, capacidad profesional) y ya no me quiero sentirme así, necesito mi juicio y mi capacidad para seguir desarrollándome de forma profesional. Cuando te habla realiza criticas sin personalizar a terreno de nadie, dejando una puerta abierta para que no le preguntes, a quien se refiere? no asumiendo su responsabilidad. Y te hace sentirte culpable, responsable de lo que está sucediendo e incluso por lo que podría suceder. Ok, es cierto tengo algo de responsabilidad y reconozco mis errores, por haberme dejado arrastrar, tengo derecho a equivocarme pero no tiene derecho de aprovecharse o perjudicar mi imagen.
    Quise tener una conversación fructífera o constructiva con ella, no se puede, por que adopta una actitud ofensiva, hostil y agresiva, creo que alimente su ego, el cual considero que está enfermo; ahora tiene conductas abusivas, solo quiere humillarme, conseguir su propósito.
    Es como trabajar para una niña de 6 años, sé que no voy a poder cambiarla, y no aprenderá de sus errores, eso me da pena y a la vez lástima, lo que hace es lo que recibe, solo le pido a Dios que se apiade de ella.

    Como tú dices mucho tiempo le he dedicado ahora sólo quisiera dar vuelta a la página, quisiera brindar una solución a este tema, como dicen: “La mayoría de los jefes asciende a sus cargos sin una formación en liderazgo y sin ningún tipo de desarrollo personal formal”, digo esto porque mi Director me dice y que crees que debería hacer? Quiero tomarlo como una oportunidad, empezando en decirle todo hasta mis errores, para luego presentarle una solución. Si bien es cierto cada entidad del estado cuenta con su misión, visión y objetivos; claro está decir que no hay cultura, por lo que quisiera empezar por ahí, como plantearlo en una entidad del estado?. O pueda ser que no sea esa la solución sino otra.

    Por lo que mucho agradeceré recibir tus consejos, de antemano mil gracias Beatriz por tu apoyo.

    • Querida Rogelia,
      después de una descripción tan pormemprozada y analítica, poco más me corresponde añadir, porque tengo la sensación de que tú ya sabes qué es lo correcto. Adelante con tu decisión,porque parece que ya lo has intentado todo para encontrar una solución y no te ha funcionado. Eso sí un consejo para cuando hables con tu jefe:
      1. Haz un relato sereno (lo menos emotivo posible) aunque firme, basado en tus datos.
      2. Muéstrate como una profesioal: procura hablar de hechos concretos, no de generalidades.
      3. Acude a la reunión vestida de la forma que te ayude a verte más favorecida y segura.
      4. Evita descalificar a tu jefa, simplemente cíñete a los hechos.
      5. Muestra el problema y tu propuesta de solución (como tú bien has pensado ya)
      Mucha suerte, y enhorabuena por tu valentía

  8. Me ha encantado el artículo, me ha resultado muy útil y me ha hecho ver las claves que me pueden ayudar a resolver la situación que actualmente tengo un en el trabajo. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s