Identifica a los compinches del Estrés y la Ansiedad para mantenerlos a raya

Si la ansiedad y el estrés han anidado en tu vida no lo han hecho ellos solos, han venido de la mano de ciertos “personajes” necesarios de los que se valen para cumplir su principal objetivo: complicarte la vida.

En caso de que quieras librarte de los protagonistas principales, Doña Ansiedad y Don Estrés, primero debes lidiar con sus principales colaboradores. Aquí te los presento, los reconocerás a la primera:

Doña Perfecta, la mano derecha de Doña Ansiedad. Te costará identificarla como enemiga, pues tiene buena fama debido a su pulcritud, esa sonrisa profident y la gran seguridad en sí misma, además de su “supuesta tranquilidad”.

Sus aparentes cualidades dificultan que sospeches que, tras tanta eficacia y diligencia, en realidad lo que existe es todo un boicot que impide que te relajes un momento.

Además, Doña Perfecta es tan camaleónica que suele transmutarse en Doña Belleza, quien por cierto está cansada de que Doña perfecta le usurpe su identidad.

Una vez descubras su plan y decidas librarte de ella, echarás de menos su efectividad y puedes sentirte desamparado sin su compañía. Por tanto, no te voy a pedir que la expulses de tu vida de buenas a primeras, pero sí que te propongas darle vacaciones de vez en cuando.

Doña Culpa, la apagafuegos. No es tan aparente como Doña Perfecta, porque su trabajo no es de cara a la galería sino de pico y pala.

Es quien realiza las labores sucias que Doña Perfecta no ha podido culminar.

Doña Culpa es histriónica y exagerada, y vendrá a visitarte cuando Doña Perfecta esté descansando para asegurarse de que no estás tranquila plenamente.

Mi consejo: no la escuches, y si no puedes evitarlo porque hace mucho ruido, al menos no la creas.

– Don Criticón y Doña Elogios. Son los amigos relaciones públicas de Doña Ansiedad y Don Estrés.

Una vez que hayas desmontado el  complot que tienen contra ti Doña Perfecta y Doña Culpa y te hayas librado de ellas, entrarán en escena estos dos extrovertidos.

Pero ojo, no se alojarán en tu morada, sino en las casas de tu entorno (familia especialmente).

Don Criticón y Doña Elogios tratarán de aliarse con tu entorno, que sorprendido porque ya no eres la persona diligente de siempre, tratarán de que vuelvas a ser la de antes. Para ello enviarán en forma de misil a Don Criticón y en forma de flor a Doña Elogios.

El objetivo de ambos es hacerte reconsiderar si te compensa haber abandonado las exigencias de Doña Perfecta y las lágrimas de Doña Culpa. En tu mano está no depender de sus críticas y mensajes.

Muy importante: tienes que librarte de los dos a la vez, no vale librarse sólo de Don Criticón, pues si te condiciona Doña Elogios, no podrás impedir que te afecte el otro, vienen en el mismo pack. Así que déjales que hablen como el que oye llover. Muchos lo hacen ¿Por qué tú no?

Y recuerda lo que nos dijo un día Facundo Cabral: no digas “no puedo” ni en broma, porque el inconsciente no tiene sentido del humor y se lo tomará en serio, recordándotelo cada vez que lo intentes.

Te deseo un plácido día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s