Claves psicológicas para aguantar la espera de un diagnóstico médico

Cuando estamos esperando el resultado de una prueba médica podemos sentir ansiedad e inquietud, especialmente si el diagnóstico se demora más de lo deseado: desde una amniocentesis, hasta una biopsia, o analíticas complejas que requieren cultivo etc. La espera del resultado suele ser inquietante, a veces incluso estresante, pues no hemos sido entrenado para aguantar la incertidumbre y vivimos esa espera como el acusado expectante ante la sentencia de un juez.

Durante este lapso es común que las fantasías se disparen oscilando desde las ilusiones más optimistas a los augurios más negativos, mientras imaginamos cómo celebrar los primeros y afrontar los segundos.

No hay fórmulas milagro para transformar esa espera en algo agradable o neutro, pero sí podemos aprender a tolerar la incertidumbre para reducir su efecto estresante y evitar que la prueba médica en sí, se convierta en una tortura, para ello:

Te recomiendo seguir estos consejos mientras esperas los resultados de tu prueba médica:

  1. Concienciarnos de que la espera será incómoda, y probablemente nos cause cierta ansiedad, SIN alarmarnos, para ello: evitar falsos mensajes como “no voy a pensar sobre ello porque lo que tenga que ser será, en realidad no me preocupa, estoy muy tranquilo, no pasa nada” ni tampoco: “no voy soportar esta espera, la incertidumbre puede conmigo, no puedo aguantar más esto”. Tenemos que encontrar mensajes realistas como: “va a ser difícil esperar y voy a hacer lo posible para que la incertidumbre me afecte lo menos posible”.

    mejorar nuestra tolerancia ante la incertidumbre de un diagnóstico médico

    Es necesario aprender a manejarnos ante la incertidumbre porque gran parte de nuestra vida no tiene certeza

  2. Mientras llegan los resultados, intentar estar ocupado, en tareas que no generen estrés, procurar centrarse en ocupaciones sencillas y rutinarias.
  3. Evitar consultar en internet acerca de dicha prueba médica!!! Y… si caes y consultas (que es lo más probable), hacer el pertinente proceso para compensar el estrés causado por lo leído en internet: expresarle a alguien lo que has hecho para que te tranquilice y te recuerde que en internet aparecen siempre en las primeras entradas de google los casos mas extremos y dramáticos, cuyas fuentes son de dudosa fiabilidad. ¿Por qué están en las primeras entradas? porque son muy visitadas, sin más.
  4. Para rebajar la ansiedad es recomendable hacer algún ejercicio de relajación o meditación. No es necesario grandes prácticas, sobre todo si eres novato: 5 minutos diarios, te ayudarán a calmar tu mente y te ayudarán a recuperar el control mental.
  5. Fundamental: trata de cuidar tu sueño y tu descanso. Pide ayuda para ello si lo necesitas: consulta a tu médico o psicólogo.
  6. Expresar el malestar que te genera la espera: desahogarse, preferiblemente con alguien que no le angustie tu situación tanto como a ti, pues de poco serviría librarte de tu preocupación inoculándosela a otra persona, ni por el él, ni por ti. Para ello:
  7. Es necesario ser selectivo para compartir tu situación: antes de expresar (primer impulso) piensa si la actitud de tu oyente podría perjudicarte porque es más pesimista, ansioso o imprudente que tú. Pon especial cuidado en evitar compartir esto con personas que carecen de empatía.
  8. Si el que carece de empatía es tu médico, si puedes y la situación lo permite, cambia de médico! o al menos consulta a otro especialista (que sin sustituir al principal) te sirva de apoyo para llevar esta situación. A muchos nos ha pasado que después de una peregrinación por facultativos de diverso tipo, por fin damos con alguno que nos explica nuestro proceso médico de una manera, sencilla, cercana, empática y sobre todo adaptada a nuestros conocimientos, y, automáticamente nos sentimos algo más esperanzados y aliviados. Busca ese médico, hay muchos🙂

    la empatía del médico ayuda al paciente a manejar el diagnostico

    Tienes derecho a requerir de tus médicos capacidad comunicativa y empatía

  9. Si lo que te falta es información, búscala, pero asegúrate que las fuentes a las que acudes sean fiables.
  10. Busca ayuda terapéutica, (aunque sea puntual) para afrontar esta espera. No tiene por qué ser algo pagado, actualmente hay grupos de terapia gratuitos sobre infinidad de procesos médicos, busca el tuyo. Expresarte con gente en tu situación rebajará tu angustia. Si te cuesta salir de casa en las redes sociales e internet existen comunidades serias en las que puedes compartir tu situación con gente como tú.
  11. Intenta acudir acompañado a tus visitas médicas: no te hagas el duro, también por cuestiones prácticas: generalmente cuando estamos muy nerviosos no nos enteramos de las explicaciones e indicaciones que nos da el médico, lo que da lugar a malos entendidos y desinformación.
  12. Finalmente, si puedes y la situación lo permite, felicítate y prémiate por haber tolerado la incertidumbre, algo para lo que nunca estamos lo suficientemente entrenados.

Y ante todo: mucha suerte!

Una respuesta a “Claves psicológicas para aguantar la espera de un diagnóstico médico

  1. Pingback: Manejando la ansiedad del Embarazo que tarda: Él y Ella | Ansiedad y Estres Laboral·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s