Otoño: manual de uso

Los largos días del verano llegan a su fin para dar paso al frío, la humedad y la falta de luz. Ha llegado el otoño. Y con él los antigripales, los antidepresivos y los ansiolíticos.

Ya sabemos que el otoño, por sí mismo, no deprime, lo que nos entristece es el clima, que nos obliga a abrigarnos y a  acabar nuestra jornada sin la luz del sol. Y esto es algo que no podemos evitar. Sin embargo cada uno de nosotros contamos con un “remedio” que puede dar la vuelta a nuestro estado de ánimo.

He aquí sus instrucciones de uso:

1.  Busque un modo de darle la bienvenida a la nueva estación:

  • Cambie la decoración de su hogar buscando más calidez.
  • Compre algún complemento de armario.
  • Disfrute rellenando la despensa.
  • Limpie la chimenea mientras piensa en próximas reuniones al amor de la lumbre.
  • Elija un nuevo juego de mesa mientras imagina con quién disfrutarlo.
  • Enrólese en esa actividad que siempre quiso realizar.

2.  Procure, más si se encuentra en situación de desempleo, irse a dormir con una idea mental aproximada de los  planes para el día siguiente, por simple que sea: esto nos ayudará a empezar el día superando la apatía, pues tendremos conciencia de que nos levantamos “para algo”.

3.  Dado que la nueva estación trae frío y nuestro cuerpo nos pide calorcito, para compensarlo, es conveniente buscar el contacto con personas cálidas y agradables… y esto es muy recomendable llevarlo a cabo en dosis altas, más aún: Sin Límite!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s